Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

Tengo un amigo que… no practica sexo con su mujer por miedo a no rendir

26 de junio de 2018

 

“Hay un tema que preocupa mucho a uno de mis amigos. Por distintos motivos, la vida sexual con su mujer empezó a ser menos activa de un tiempo a esta parte. Hace poco se fueron de vacaciones y, a pesar de que le apetecía mucho mantener relaciones sexuales con ella, no lo hizo por miedo a no poder rendir como antes. Tiene miedo a sufrir un gatillazo y que su mujer pueda sentirse mal por ello. Lo cierto es que, durante este tiempo, ha podido conseguir la erección siempre que se ha masturbado. Sin embargo, teme que, en los momentos íntimos con su pareja, esta no sea suficiente como para poder tener una relación sexual completa. ¿Es normal que se sienta así? Van pasando los días y le preocupa que su mujer pueda pensar que la razón por la que evita los encuentros íntimos es porque ella ya no le atrae”.

En ocasiones, algunos hombres pueden sentirse nerviosos y preocuparse por si van a poder conseguir una erección completa que les permita mantener una relación sexual satisfactoria.

Sin embargo, si anteriormente no se habían sufrido episodios de disfunción eréctil, de entrada no hay razones por las que preocuparse. De hecho, anticipar posibles contratiempos puede incrementar el nerviosismo y, por tanto, las posibilidades de que se pueda fallar. Es decir, la imposibilidad repentina y transitoria para realizar el coito.

Además, comentas que tu amigo sigue masturbándose con normalidad. Si es así, no parece que tenga problemas para iniciar y mantener la erección. Esto debería darle confianza y ayudarle a sentirse menos inseguro en los momentos de intimidad con su mujer.

Lo que es importante tener en cuenta es que, cuanto más se eviten los encuentros íntimos, más podrían aumentar los nervios y el miedo a fallar a la hora de retomar las relaciones sexuales.

De este modo, la mejor recomendación para los hombres que se encuentren en esta situación es que dejen a un lado las preocupaciones y traten de disfrutar de los próximos momentos de intimidad sin presiones ni expectativas de cualquier tipo.

Asimismo, la comunicación con la pareja es clave en las relaciones íntimas. Por eso, hablar sobre los temores personales en cuanto al sexo puede ayudar a liberar tensión y crear un ambiente más relajado.

A su vez, conversar sobre el tema puede ayudar a disipar cualquier duda sobre una posible falta de deseo, lo que evitará malentendidos que puedan afectar a la relación de pareja.

Los problemas de erección no solo tienen un origen físico, sino que a veces están ocasionados por causas psicológicas y emocionales que también se pueden tratar.

Por eso, en caso de que la situación no mejore, habría que consultarlo con un médico especialista en disfunción eréctil.

L.ES.MKT.05.2018.4525

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Tengo un amigo que...

Etiquetada con:

ImpotenciaDisfunción Eréctilparejaproblemas erecciónsalud sexualerecciónactividad sexual