Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

Tengo un amigo que masturbándose tiene erecciones pero en pareja no

09 de abril de 2018

 

“Uno de mis mejores amigos está muy angustiado. Resulta que, desde hace unas semanas, ha empezado una nueva relación y está muy ilusionado con ella. Sin embargo, a nivel sexual no está yendo todo como él esperaba. En los primeros encuentros íntimos no consiguió tener una erección, a pesar de estar excitado y sentirse muy atraído por su pareja. Esto le hace sentirse mal y teme que no se trate de un simple gatillazo, sino de un problema de erección... Además, no ha vuelto a quedar con ella desde la última vez por miedo a que se repita. Lo cierto es que hacía mucho tiempo que no tenía pareja ni mantenía relaciones sexuales. Aun así, se masturbaba con frecuencia y nunca había tenido problemas a la hora de conseguir la erección. Incluso ahora, después de estos encuentros fallidos, lo sigue logrando fácilmente. Mi amigo se pregunta cómo puede ser que no tenga erecciones cuando está con su pareja y, en cambio, sí lo consiga a través de la masturbación. ¿Puede tratarse de un problema de disfunción eréctil? ¿Hay algo que pueda hacer para solucionarlo? Su pareja le gusta mucho y no quiere que esto sea un impedimento para avanzar con la relación.”

 

En los primeros encuentros íntimos con una nueva cita o cuando hace mucho tiempo que no se mantienen relaciones sexuales, el nerviosismo y el deseo por complacer a la pareja pueden jugar malas pasadas. Entre las más frecuentes se encuentra el temido gatillazo. Es decir, la imposibilidad repentina y transitoria para realizar el coito.  

 

En el caso de tu amigo, se pueden dar ambas circunstancias, así que es probable que sea precisamente también la ansiedad por cumplir como él espera lo que está provocando sus problemas de erección.

 

Además, continúa teniendo erecciones cuando se masturba. Esto también corroboraría que han sido puntuales y nada tienen que ver con la disfunción eréctil, sino más bien con su miedo a fallar o sus nervios.

 

Así pues, el mejor consejo que se le podría dar a alguien en esta situación es que no se preocupe y que intente relativizar lo sucedido en las anteriores ocasiones, ya que tener un gatillazo es algo que le puede pasar a todo el mundo en algún momento.

 

Es comprensible que ahora pueda sentirse inseguro ante la posibilidad de una nueva cita. Sin embargo, debe saber que evitar los encuentros sexuales podría incrementar su miedo a un nuevo gatillazo y, por tanto, podría acabar agravando el problema.

 

De este modo, lo único que debería hacer tu amigo es intentar afrontar el próximo encuentro íntimo con menos nervios y sin autopresionarse. Es normal que quiera satisfacer a su pareja, pero tiene que relajarse y concentrarse únicamente en disfrutar de cada uno de los estímulos eróticos sin anticipar ni esperar nada en concreto. Si, por el contrario, centra toda su atención en la respuesta de su pene, lo más probable es  que la ansiedad vuelva a tomar el control de la situación y, por tanto, no pueda conseguir la erección.

 

En ese sentido, es importante recordar que las relaciones sexuales no deben plantearse, en ningún caso, como una prueba que se debe superar, sino como un momento de intimidad de la pareja.

 

Eso sí, en caso de que los problemas de erección se repitan, hay que consultarlo con un médico especialista en disfunción eréctil

L.ES.COM.04.2018.4138

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Tengo un amigo que...

Etiquetada con:

Disfunción Eréctilparejaproblemas erecciónsalud sexualerecciónactividad sexual