Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

Mi pareja tiene problemas de erección. ¿Cómo puedo ayudarle?

14 de mayo de 2018

 

La disfunción eréctil no afecta únicamente a los hombres que la padecen, sino también a sus parejas. Por ello, es una circunstancia que se debería afrontar conjuntamente.

Si desde hace un tiempo tenéis dificultades para mantener relaciones sexuales satisfactorias y completas, puede que haya algún trastorno que esté impidiendo conseguir la erección o mantenerla el tiempo suficiente.

De ser así, debes saber que, como pareja, tienes un papel muy importante a la hora de ayudarle a solucionar este problema. Ten en cuenta que la actitud con la que abordéis esta nueva situación será clave, así como tu apoyo y comprensión. 

 

Cómo afrontar la disfunción eréctil en pareja

 

  • Relativiza su falta de erección. Cualquier hombre puede vivir algún episodio, a lo largo de su vida, en el que haya dificultades para conseguir una erección, así que lo mejor que puedes hacer es restarle importancia y tratar de tranquilizarlo. Ten presente que el miedo a sufrir un nuevo gatillazo es lo que precisamente puede volver a provocarlo.
  • Hablad de ello abiertamente y con naturalidad. Si la imposibilidad por conseguir una erección se repite, compartid cómo os sentís ante esta situación de forma sincera, pero evitando comentarios negativos y reproches destructivos. Es posible que exponiendo vuestros sentimientos deis con la causa que puede estar provocando la disfunción eréctil. Por ejemplo, la falta de espontaneidad a la hora de mantener relaciones sexuales, la presión por estar a la altura de las expectativas del otro o la incapacidad de decir ‘no’ cuando se está cansado o simplemente el sexo no apetece.
  • Bromas sobre el asunto. Aunque lo hagas únicamente para quitar hierro a la situación, hacer bromas sobre sus problemas de erección puede – en algunos casos y en función de la personalidad de tu pareja –agravar el problema. Sin embargo, es cierto que reírse de ello conjuntamente puede ayudar a ciertos hombres a restar importancia al asunto y, por tanto, rebajar la ansiedad de cara a los próximos encuentros íntimos.
  • Encontrad momentos de intimidad. Después de no lograr la erección en ocasiones anteriores, el miedo a volver a fallar puede hacer que tu pareja evite situaciones que crea que pueden desencadenar en un nuevo intento para conseguir el coito. Aun así, no dejes que eso pase y seguid disfrutando de besos y caricias sin pensar en nada más.
  • Anímale a buscar ayuda. Más allá de las causas psicológicas, la disfunción eréctil puede tener su origen en problemas de salud de diferente índole. Entender esto puede convencerle de que es importante consultar este tipo de trastornos con el médico. Paralelamente, también puedes sugerirle que busque información fiable sobre el tema para que vea que hay soluciones que permiten volver a disfrutar de una vida sexual plena.
  • Recuerda: no te culpes. Aunque en algún momento pueda pasarte por la cabeza, ten presente que la disfunción eréctil no tiene que estar relacionada con la pérdida de interés o atracción por la pareja. Estos episodios pueden aparecer por múltiples causas y por eso debe ser un especialista quien evalúe cada caso.

Más allá de todos estos consejos sobre cómo afrontar la disfunción eréctil en la pareja, lo verdaderamente fundamental es que podáis abordar juntos cualquier problema de salud sexual que pueda surgir a lo largo de vuestra relación.

L.ES.MKT.05.2018.4370

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Salud sexualEn pareja

Etiquetada con:

ImpotenciaDisfunción Eréctilproblemas erecciónsalud sexualerecciónpacientesactividad sexual