Tenemos una Edad
Cuidando la salud del hombre

La disfunción eréctil y el deporte

08 de enero de 2018

La disfunción eréctil puede estar relacionada con múltiples enfermedades que pueden tener o no un componente psicológico subyacente.

Aunque existen muchos factores de riesgo para que ocurra, como es la hipertensión arterial, el colesterol elevado o la diabetes, el deporte no es uno de ellos. La práctica habitual de ejercicio suele ser un factor positivo y protector para la disfunción eréctil. Eso sí, depende siempre de las características individuales de cada uno y de la intensidad a la que se practique. Pero el ejercicio físico suave-moderado aumenta los niveles de testosterona, reduce el colesterol y mejora la circulación.1

El ejercicio modela la micro circulación para que los músculos y tejidos reciban un mayor aporte de oxígeno y de nutrientes. En el caso de los genitales masculinos, el ejercicio puede mejorar la calidad de los vasos permitiendo un flujo adecuado, que le es necesario al pene para completar una erección. 2 Además practicando deporte disminuimos la concentración de colesterol en sangre, porque es aprovechado para realizar procesos metabólicos (se utiliza la glucosa y se impide su transformación a triglicéridos y colesterol). Así conseguimos que no se almacene en las paredes de los vasos, y evitamos que empeore el flujo sanguíneo por la formación de placas ateromatosas. Y no menos importante, fomenta que existan niveles de libido mayores que ayudan a mejorar la relación sexual. 2

Pero no solo eso, el ejercicio físico también genera una mejoría del estado emocional del individuo, que es muy importante para crear un ambiente más beneficioso para acometer relaciones sexuales.

Debido a los múltiples factores que pueden causar la disfunción eréctil es importante ahondar y promocionar estilos de vida saludables para que faciliten un estado emocional y orgánico estable y adecuado.

¿Los anabolizantes causan disfunción eréctil?

Sin embargo, no todos los que practican deporte siguen hábitos de vida saludable. Determinados hombres utilizan tratamientos prohibidos como el uso de esteroides anabolizantes para aumentar el volumen de masa muscular. Estas hormonas son inyectadas o tomadas por vía oral principalmente aunque existen otras formas de administración como parches o geles. La principal característica es que se toman de forma cíclica con el fin de incrementar la eficacia de su uso y minimizar sus efectos secundarios.1,3

Aunque su uso está extendido entre los deportistas, cabe destacar que no son pocas las complicaciones. Entre las complicaciones, es importante reseñar que pueden provocar fallos renales, problemas cardiovasculares y también en algunos hombres se ha observado falta de libido sexual y problemas de disfunción eréctil por su abuso.1,3,4

En ningún caso se recomienda su uso para la mejora del rendimiento deportivo ya que además puede provocar trastornos psiquiátricos como la adicción y alteración de la conducta o del estado de ánimo y que por supuesto, deben siempre prescribirse bajo supervisión médica.3

¿Los deportistas sufren disfunción eréctil?

En general el deporte, y en concreto una regular y adecuada práctica física, es fundamental para una vida saludable. Además se ha corroborado que también lo es para la salud sexual del hombre.1 Sin embargo, es cierto que la disfunción eréctil puede afectar a una parte de los deportistas de élite. Como muchas disfunciones de origen múltiple, depende de las características de cada individuo pero también el nivel y exigencia de la actividad física que se practique La presión a la que sometemos a nuestro organismo en este tipo de ejercicio físico puede conllevar alteraciones en la hidratación, picos de secreción hormonal y aumento de metabolitos diversos que pueden afectar a la fisiología normal de un hombre. Normalmente, es acción dependiente. Es decir, que cuando el organismo rebaja su exigencia se vuelven a recuperar los ciclos circadianos habituales y la disfunción eréctil puede ser sólo pasajera.1

1. Sport and male sexuality [Consulta 8 octubre 2017]. Disponible en: https://rd.springer.com/article/10.1007/s40618-017-0652-8?no-access=true
2. Deseo sexual y ejercicio [Consulta 16 noviembre 2017]. Disponible en: https://deportesaludable.com/salud/deseo-sexual-y-ejercicio-razones-por-las-que-el-deporte-aumenta-la-libido/
3. Anabolizantes. [Consulta 8 octubre 2017]. Disponible en: http://www.cuidateplus.com/ejercicio-fisico/diccionario/anabolizantes.html
4. Nieschlag E, Vorona E. MECHANISMS IN ENDOCRINOLOGY: Medical consequences of doping with anabolic androgenic steroids: effects on reproductive functions. Eur J Endocrinol. 2015 Aug;173(2):R47-58.

L.ES.MKT.12.2017.3684

Compartir en redes sociales:

Etiquetada con:

ImpotenciaDisfunción Eréctilproblemas erecciónsalud sexualerecciónactividad sexual