Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

¡Hablemos de salud mental!

06 de febrero de 2018

Quizá por lo mucho que desconocemos de cómo la mente moldea nuestra salud, o por lo poco que reparamos en ello, la realidad es que con frecuencia nos encontramos presos de nuestras emociones haciendo malabarismos para mantener un cierto equilibrio mental. Sin embargo, hablar de salud mental representa para la mayoría un estigma tal, que pocos se atreven a confesar que reciben —o no se dan cuenta de que lo necesitan—la ayuda de un profesional.

El  diagnóstico y tratamiento de un cáncer de próstata hace al paciente aún más vulnerable a sufrir trastornos psicológicos o mentales1. Miedo, ansiedad, sensación de pérdida control, pérdida de la confianza, depresión, entre otros, son estados emocionales que pueden “hacerse fuerte” en su condición de enfermo y minar su capacidad de reacción. No es de extrañar, ante la carrera de obstáculos que suele tener que afrontar: dolor, molestias urinarias, disfunciones sexuales, alteraciones intestinales, cambios en la propia imagen y un largo etcétera que afectan a la esfera personal, sexual, social y profesional1. Con frecuencia, estos trastornos mentales acaban aumentando las visitas a urgencias y los ingresos, y disminuyendo la calidad de vida del paciente1.

Puede que el cáncer de próstata sea una buena excusa para replantear ciertos hábitos que podrían ayudarnos a ajustar y controlar esas emociones negativas, y sobrellevar mejor la enfermedad:

-Como primera medida, es esencial promover la buena comunicación2. Por varias razones, el cáncer puede ser una experiencia muy solitaria, por muy acompañado que uno esté. Soledad, incomprensión, enfado, vacío, aislamiento… son emociones habituales. A veces el paciente no quiere o no sabe expresar aquello por lo que está pasando. Quizá la preocupación y angustia se traduzcan en hostilidad hacia los que le rodean. Pueden ser los propios familiares o amigos los que no son capaces de abordar con naturalidad la nueva situación. Merece la pena buscar personas con las que hablar con franqueza y a las que comunicar cómo nos sentimos: familiares o amigos, pero también los propios profesionales de la salud, grupos de ayuda, asociaciones de pacientes, comunidades dentro o fuera de la red. Siempre ayuda hablar con personas que pasan por una situación similar.

-Mantener ciertas rutinas aumenta la sensación de control de la situación3: descanso, alimentación y ejercicio regulares, establecimiento de pequeñas metas, planificación de tareas o actividades.

- Estar informado sobre la enfermedad también podría aportarle una mayor sensación de manejo de la situación3. Le ayudará a mejorar los cuidados de salud y también la comunicación con su médico, algo que es esencial.

-Realizar actividad física mejora la salud física y emocional, y en definitiva la calidad de vida3,4: reduce el estrés, mejora el humor, refuerza aspectos como la propia imagen o la sexualidad, promueve las relaciones sociales, favorece el descanso, disminuye la fatiga, la ansiedad y el dolor. No es momento de ponerse a prueba. Deberá tener un plan adaptado a sus necesidades bajo las indicaciones de un profesional. Por supuesto, siempre es más gratificante y efectivo si se hace en compañía.

-Mantener una alimentación saludable nos hace sentir mejor y puede ayudar a contrarrestar síntomas indeseables de los tratamientos, como alteraciones del peso, del sentido del gusto, nauseas, etc4

-Por último, cada vez son más los estudios que analizan los posibles efectos positivos del yoga o la meditación5,6, en pacientes con cáncer de próstata, sobre emociones como la ansiedad, la depresión o el estrés.

Recuerde: comunicación, actividad física, establecimiento de rutinas, información, alimentación saludable o técnicas como el yoga o la meditación son pautas que podrían mantener a raya ciertas emociones negativas que interfieren en la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

1. Skolarus TA et al. American Cancer Society prostate cancer survivorship care guidelines. CA Cancer J Clin. 2014 Jul-Aug; 64(4): 225-249.
2. Macmillan Cancer Support; disponible en: https://www.macmillan.org.uk/information-and-support/coping/your-emotions/dealing-with-your-emotions/cancer-and-your-feelings.html#114050
3. Macmillan Cancer Support; disponible en: https://www.macmillan.org.uk/information-and-support/coping/your-emotions/dealing-with-your-emotions/what-you-can-do.html#869
4. Cáncer de próstata: Guía para pacientes y familiares, 2014. Carballido J, Calvo V, Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC). Disponible en: www.gepac.es
5. Zhang MF, et al. Effectiveness of Mindfulness-based Therapy for Reducing Anxiety and Depression in Patients With Cancer: A Meta-analysis. Medicine (Baltimore). 2015 Nov; 94(45): e0897-0900.
6. Ross Zahavich AN, et al. Examining a therapeutic yoga program for prostate cancer survivors. Integr Cancer Ther. 2013 Mar; 12(2): 113-125.

L.ES.COM.12.2017.3702

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Próstata

Etiquetada con:

tratamientoDisfunción Eréctilcáncer de próstatatratamientos