Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

El priapismo o cuando la erección se mantiene por demasiado tiempo

27 de julio de 2018

 

En ocasiones, las erecciones del pene se mantienen más allá de la estimulación sexual. Es lo que se conoce como priapismo o erección prolongada1.

Esta respuesta genital aparece cuando, por diferentes motivos, los vasos sanguíneos del pene permanecen relajados, permitiendo que la sangre continúe entrando en ellos y se acumule.1 Como consecuencia, la erección no finaliza al eyacular y puede producir una sensación de dolor e inflamación1.

A pesar de ser poco habitual1,2, es importante concienciar de que el priapismo debe resolverse de forma rápida, ya que puede producir una disfunción eréctil irreversible y permanente1, entre otras complicaciones.

 

Las principales causas del priapismo

Hay diferentes factores que pueden desencadenar una erección prolongada o indeseada. Sin embargo, en muchos casos la causa permanecerá desconocida1

-        Medicamentos: Se estima que ciertos fármacos son responsables de hasta el 80% de los casos de priapismo. El tratamiento para la disfunción eréctil que consiste en una inyección en el cuerpo del pene ha llegado a ser la causa más común de priapismo inducido por fármacos. Otros fármacos como algunos antihipertensivos, algunos agentes hormonales o ciertos antidepresivos, entre otros, también se ha visto que podrían aumentar el riesgo de priapismo1.

-        Alteraciones hematológicas: La conocida como anemia de células falciformes es uno de los principales trastornos de la sangre que puede causar erecciones prolongadas, principalmente durante la noche. Otras patologías hematológicas que pueden provocar priapismo son por ejemplo la leucemia o el mieloma múltiple1.

-        Alteraciones inmunológicas, metabólicas, neurológicas y malignas. Enfermedades como el lupus, la gota o la diabetes, entre otras, pueden causar erecciones que duran más allá de la eyaculación. Por su parte, las lesiones medulares o algunos tumores malignos pueden estar detrás de ciertos casos de priapismo1.

Asimismo, el consumo de sustancias tóxicas / drogas o traumas en el área perineal también pueden producir esta respuesta indeseada en el pene1.

 

La importancia de un tratamiento precoz en el priapismo

Por ser una circunstancia embarazosa, puede ser que algunos hombres no busquen asistencia médica ante una erección prolongada y dolorosa que no remite tras la eyaculación.

Sin embargo, evadir los tratamientos puede tener graves consecuencias para el pene y el desempeño sexual del hombre, ya que cuanto más tiempo se espere, más riesgo hay de que el tejido cavernoso del pene se vea afectado y produzca una disfunción eréctil permanente e irreversible1,2.

Por este motivo, es imprescindible una rápida intervención médica y acudir lo antes posible a un centro hospitalario. Concretamente, es vital poder actuar entre las doce horas que siguen a la erección3

El tratamiento para el priapismo consiste básicamente en inyectar medicación en el pene para que el tamaño de los vasos sanguíneos se reduzca y la sangre retenida se vea obligada a salir3. Con una adecuada intervención médica a tiempo, la probabilidad de conservar la función eréctil es muy alta1,3.

De este modo, cabe insistir en la necesidad de no obviar una erección dolorosa que se prolonga más allá de la eyaculación y la conveniencia de buscar asistencia médica lo antes posible.

 

Referencias
1. Rodríguez R, García S, Puigvert A, et al. Priapismo. Actas Urol Esp 2005; 29 (10): 961-968. Disponible el 20/07/2018 en: http://scielo.isciii.es/pdf/aue/v29n10/961-968.pdf
2. Eland IA, van der Lei J, Stricker BH, et al. Incidence of priapism in the general population. Urology. 2001 May;57(5):970-2. Disponible el 20/07/2018 en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11337305
3. Bugarín R, Casais JL, Alonso C, et al. Priapismo. Med Integral 2002;40(8):338-42. Disponible el 23/07/2018 en: http://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-priapismo-13039579

L.ES.MKT.07.2018.4883

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

En parejaSalud sexual

Etiquetada con:

erecciónsalud sexualproblemas erecciónparejaDisfunción Eréctil