Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

Día Mundial de la Hipertensión. Un diagnóstico precoz puede mejorar el tratamiento

17 de mayo de 2018

 

El 17 de mayo es el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. Esta celebración se creó con el fin de concienciar sobre la prevención y el control de los niveles de presión arterial, ya que es, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), uno de los factores de riesgo más comunes en las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares.

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo. La hipertensión arterial (HTA) es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta y es un factor de riesgo cardiovascular responsable de una elevada morbimortalidad. Una presión arterial alta se corresponde a una tensión sistólica igual o superior a 140 mm Hg y/o una tensión diastólica igual o superior a 90 mm Hg[1].

Según el estudio  Di@bet.es[2], un 42,6% de la población adulta (mayores de 18 años) española padece HTA. Estas cifras son más altas en los hombres (49,9%) que en las mujeres (37,1%), especialmente en edades tempranas. A partir de los 70 años, las mujeres igualan o superan las cifras de los hombres. La prevalencia fue superior entre los prediabéticos (67,9%) y diabéticos (79,4%). La HTA es la enfermedad crónica más común, sin síntomas, por lo que existen muchos casos sin diagnosticar. Este estudio concluye que el 63,7% de los sujetos tenían conocimiento de padecerlo; no obstante, hay cerca de 6 millones de personas sin diagnosticar en España. Entre los hipertensos conocidos, el 88,3% de los pacientes toman  tratamiento farmacológico y solo el 30% tiene controlada la presión arterial. Por ello, la necesidad principal es conseguir un diagnóstico más precoz y un tratamiento más efectivo dirigido a conseguir los objetivos de control en un porcentaje mayor de pacientes.2

Según varios estudios, la HTA está directamente relacionada con otros factores de riesgo cardiovasculares, como el tabaquismo, la obesidad, la diabetes y el consumo de alcohol, entre otros.3

Además, es común que los hombres con hipertensión presenten también disfunción eréctil. Se habla de que la disfunción eréctil es un síntoma centinela de las enfermedades cardiovasculares (como la HTA), ya que puede servir como indicio para detectarlas. Por este motivo, una detección a tiempo de los problemas de erección puede ser un paso importante para la evaluación y el tratamiento de la hipertensión arterial.4

Se estima que uno de los principales desencadenantes de la hipertensión es seguir un estilo de vida poco saludable. El aumento del consumo de sal, no ingerir suficientes frutas y verduras, la inactividad física y el consumo de alcohol y grasas son algunos de los factores que pueden provocar esta hipertensión.1,3

Considerando estos factores de riesgo, se demuestra la importancia de trabajar para cambiar el estilo de vida de la población.

En días como este, es importante concienciarse sobre este tipo de patologías y tratar de adoptar un estilo de vida más saludable, además de realizar las pruebas médicas oportunas para detectar y controlar cualquier patología que se pueda desarrollar en nuestro organismo. También es fundamental desarrollar y promocionar campañas de prevención, detección y tratamiento de la hipertensión arterial.

1. Organización Mundial de la Salud. Preguntas y respuestas sobre la hipertensión. 2015. Disponible en: http://www.who.int/features/qa/82/es
2. Menéndez E, Delgado E, Fernández-Vega F, et al. Prevalencia, diagnóstico, tratamiento y control de la hipertensión arterial en España. Resultados del estudio Di@bet.es. Rev Esp Cardiol. 2016;69:572-8. Disponible en: http://www.revespcardiol.org/es/prevalencia-diagnostico-tratamiento-control-hipertension/articulo/90453753
3. Lombera F, Barrios V, Soria f, et al. Guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en hipertensión arterial. Rev Esp Cardiol. 2000;53:66-90. Disponible en: http://www.revespcardiol.org/es/guias-practica-clinica-sociedad-espanola/articulo/13041317
4. Javaroni V, Fritsch Neves M. Erectile Dysfunction and Hypertension: Impact on Cardiovascular Risk and Treatment. Int J Hypertens. 2012; 2012: 627278. Disponible en: https://www.hindawi.com/journals/ijhy/2012/627278

L.ES.MKT.05.2018.4445

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Vida saludableConsejos de salud

Etiquetada con:

CorazónHipertensión