Salud del Hombre
Cuidando la salud del hombre

¿Cómo afecta el tabaco a la disfunción eréctil?

09 de mayo de 2018

 

Es ampliamente conocido que fumar es muy perjudicial para la salud, siendo uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como de diferentes tipos de cánceres.

Sin embargo, se necesita una mayor concienciación acerca de otros de los muchos efectos dañinos de los cigarrillos en nuestro cuerpo. Entre ellos, el empeoramiento de la salud sexual al existir una estrecha relación entre tabaco y disfunción eréctil.

La realidad es que las sustancias químicas presentes en el tabaco – principalmente, la nicotina – afectan negativamente a los vasos sanguíneos de todo el cuerpo y esto incluye también a los del pene.

Cabe recordar que la erección se produce cuando las arterias del pene se dilatan y permiten una mayor circulación de la sangre. Esto tiene lugar cuando hay un estímulo sexual y el cerebro manda señales específicas a los nervios genitales.

 No obstante, si los vasos sanguíneos están afectados de algún modo por el tabaco, el flujo de sangre en el pene no será el adecuado y, por tanto, no se podrá obtener dicha respuesta. En consecuencia, aparecerán problemas para iniciar o mantener la erección.

 Es por esta razón que la disfunción eréctil se da, en un mayor porcentaje, entre los hombres fumadores. Sobre todo, si además cuentan con otros factores de riesgo como la obesidad, tener niveles altos de glucosa, colesterol o lípidos en sangre, el consumo de alcohol y el sedentarismo.

 Asimismo, la posibilidad de sufrir problemas de erección asociados con el tabaquismo incrementa con la edad y cuanto mayor sea el número de cigarrillos que se fumen.  

 La buena noticia es que diferentes estudios científicos han demostrado que la disfunción eréctil puede mejorar al dejar de fumar.

 Así pues, cuanto antes se abandonen los cigarrillos, mejor para la salud general, pero también para la vida sexual.

 En caso de que no se consiga dejar el hábito por uno mismo, se debe pedir ayuda profesional. De hecho, adquirir un estilo de vida saludable y sin tabaco forma parte del tratamiento para los problemas de erección, por lo que los médicos especialistas en disfunción eréctil pueden proporcionar los recursos necesarios para lograrlo.

Rita C. Tostes, Fernando S. Carneiro, Anthony J. Lee, et al. Cigarette Smoking and Erectile Dysfunction: Focus on NO Bioavailability and ROS Generation. J Sex Med. 2008 Jun; 5(6): 1284–1295.

L.ES.MKT.05.2018.4340

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Vida saludableSalud sexual

Etiquetada con:

Disfunción Eréctilproblemas erecciónerecciónpacientes