Tenemos una Edad
Cuidando la salud del hombre

La disfunción eréctil y el deporte

08 de enero de 2018

La práctica habitual de ejercicio suele ser un factor positivo y protector para la disfunción eréctil. Eso sí, depende siempre de las características individuales de cada uno y de la intensidad a la que se practique. Pero el ejercicio físico suave-moderado aumenta los niveles de testosterona, reduce el colesterol y mejora la circulación. Sin embargo, no todos los que practican deporte siguen hábitos de vida saludable. Determinados hombres utilizan tratamientos prohibidos como el uso de esteroides anabolizantes para aumentar el volumen de masa muscular.

Compartir en redes sociales:

Si eres diabético y tienes problemas de erección, ¡consulta con tu médico!

21 de diciembre de 2017

Si eres diabético y detectas algún problema de erección, consulta con tu médico. La disfunción eréctil tiene tratamiento. Tu médico podrá hacer un correcto diagnóstico mediante pruebas específicas, y podrá determinar el origen de la disfunción eréctil y detectar si presenta alguna enfermedad vascular e iniciar el tratamiento adecuado en cada caso.

Compartir en redes sociales:

La disfunción eréctil es más habitual de lo que crees: motivos para una primera consulta

24 de noviembre de 2016

La disfunción eréctil representa uno de los problemas de salud crónicos más frecuentes entre los hombres mayores de 40 años, y tiene que ver con la capacidad de erección1. El estudio EDEM2 sitúa las cifras de la disfunción eréctil en nuestro país en casi uno de cada cinco hombres de 40 a 70 años (17,7%), y el estudio MMAS3, en uno de cada dos hombres de EEUU (52%) en la misma franja de edad. Este desajuste es debido probablemente a diferencias culturales en la percepción y actitud ante esta dolencia, plasmándose en un infradiagnóstico y un infratratamiento; solo un10% de los afectados consulta su situación4.

Compartir en redes sociales:

Terapia combinada para el déficit de testosterona y disfunción eréctil

19 de octubre de 2016

La testosterona es la principal hormona masculina, producida por los testículos, y juega un papel clave en el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos. Interviene en el mantenimiento de la masa ósea y muscular, la sensación de bienestar y la función sexual. Su nivel fisiológico disminuye de forma natural a partir de los 30 años y continúa decreciendo con la edad, aunque otros factores también pueden influir (estrés, obesidad, enfermedades crónicas o inflamatorias…).

Compartir en redes sociales:

Si eres hipertenso, atento, porque puedes presentar disfunción eréctil

30 de noviembre de 2015

Tanto la hipertensión arterial como la medicación utilizada para controlarla son dos factores importantes que contribuyen a la aparición de disfunción eréctil. Así, se ha visto en varios estudios que los varones que tienen hipertensión son más propensos a padecer disfunción eréctil que aquellos que no la presentan. La hipertensión y el resto de las enfermedades cardiovasculares están producidas por una lesión de los vasos sanguíneos, lo que se denomina disfunción endotelial. De

Compartir en redes sociales: