Tenemos una Edad
Cuidando la salud del hombre

Uso diario de inhibidores de la fosfodiesterasa-5 y mejora endotelial

23 de junio de 2016

El mecanismo de acción de los iPDE-5 guarda relación con las funciones vasculares y nerviosas que participan en el proceso fisiológico de la erección. Así, frente al estímulo sexual, se libera óxido nítrico en el músculo liso dentro del cuerpo cavernoso, oxigenándose y promoviendo su relajación. Esta relajación del músculo liso facilita el influjo de sangre en el cuerpo cavernoso, lo que da lugar a un aumento del tamaño del pene que culmina con la erección. La proteína denominada fosfodiesterasa-5 actúa como mecanismo protector e impide que el pene permanezca permanentemente erecto. Los iPDE-5 impiden su actividad, acentuando así el inicio y mantenimiento de la erección.

En la actualidad hay cuatro opciones farmacológicas de iPDE-5 disponibles en nuestro mercado que se han mostrado seguras y eficaces: sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo y avanafilo. En el rango de dosis de cada medicación, el médico irá evaluando escalonadamente la dosis adecuada para ajustarla a la máxima tolerada que aporte una mayor eficacia y satisfacción al paciente. La toma del medicamento se hará entre 25 minutos y una hora antes de la actividad sexual, según las especificaciones de cada medicamento. Por lo general, la toma debe separarse de las comidas y el efecto puede durar alrededor de 5 horas o hasta 24-36 horas, según el caso. Aunque el éxito de manera habitual tiene lugar en los primeros intentos, también puede demorarse en algunos casos hasta alcanzar la concentración idónea o incluso necesitar en último término de un tratamiento combinado con otro tipo de medicamentos.

La terapia farmacológica vasoactiva con iPDE-5 es especialmente efectiva en conseguir erecciones rígidas y ha transformado la visión que se tiene sobre la patología y el tratamiento médico que se le brinda, antes desde la consulta del urólogo especialista y ahora también desde la atención primaria. Su efectividad, la facilidad de uso por vía oral, la rapidez de su acción y un buen perfil de seguridad y tolerabilidad han convertido estos fármacos en los más prescritos para esta patología. Prueba de ello es la constatación por parte de los pacientes y de sus parejas de una mayor satisfacción y una mejora en su vida sexual con el uso de iPDE-5.

 

L.ES.COM.06.2016.1473

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Salud sexual

Etiquetada con:

Dsifunción EréctilMedicamentostratamientos