Tenemos una Edad
Cuidando la salud del hombre

El tratamiento del cáncer de próstata es personalizado: tumor localizado o localmente avanzado

20 de abril de 2017

Quizás se pregunte por qué a un conocido suyo le aplicaron un tratamiento para la próstata diferente del que le plantea su médico y valore hacer una segunda consulta. Ha de saber que no todos los pacientes con cáncer de próstata reciben el mismo tratamiento, y que su médico tendrá en cuenta una serie de variables para ofrecerle una terapia personalizada1:

-Tipo de tumor (según su origen celular)

-Estadio (tamaño y extensión) y agresividad del tumor

-Valor del PSA al diagnóstico

-Edad y esperanza de vida al margen del tumor

-Estado general de salud

-Tratamiento previo de cáncer de próstata

-Sus preferencias

Hay tumores de próstata de baja agresividad que progresan lentamente sin mostrar síntomas. Si este es su caso puede que el médico opte por la vigilancia activa1, que consiste en no hacer ningún tratamiento y observar la evolución de la enfermedad mediante pruebas, análisis o biopsias. Es una buena noticia, así que es importante mantener la calma porque siempre habrá tiempo de reconsiderar alternativas si el tumor progresa. En otros casos también se evita el tratamiento si recibirlo puede entrañar riesgos por problemas de salud añadidos. Entonces se hace una observación vigilada1 que implica un seguimiento con menos pruebas y visitas. La idea en ambas situaciones es mantener el tumor controlado sin tratamiento.

Si el tumor avanza, la Asociación Europea de Urología (EAU) recomienda la opción quirúrgica con extirpación de la próstata o prostatectomía radical cuando está localizado y la salud general es buena2. Lo ideal es mantener los nervios de la erección intactos para evitar problemas de disfunción eréctil e incontinencia urinaria. La cirugía con preservación de nervios es posible y se recomienda cuando el riesgo del tumor es medio o bajo y es más difícil si el riesgo es alto2.

Mediante sesiones ambulatorias de radioterapia externa se hace incidir un haz de rayos X sobre la próstata1. Es indolora pero puede causar fatiga, dificultades en la erección e incontinencia urinaria. Se aplica como tratamiento único si no es recomendable la operación, o se combina con la cirugía cuando en los bordes del tumor extirpado quedan células tumorales. En ocasiones se combina con el tratamiento hormonal para reducir el tumor y facilitar el tratamiento posterior.

La braquiterapia es una forma alternativa de radioterapia por implantación de semillas radioactivas en la glándula prostática1.

Mediante la crioterapia las células tumorales se congelan inyectando un gas extremadamente frío en la próstata3. Se aplica al tumor localizado, y a veces ante el fracaso de la radioterapia. La estancia hospitalaria es corta y la recuperación rápida. Puede afectar a la función eréctil y a la continencia urinaria y, como técnica novedosa, no se conocen bien los efectos a largo plazo.

La terapia focal basada en ultrasonidos de alta intensidad (HIFU)4 utiliza energía de ultrasonidos de alta frecuencia para destruir las células tumorales por calentamiento en tumores localizados. No requiere incisión, la estancia hospitalaria es breve y la recuperación rápida, y se consigue preservar una buena función urinaria y sexual. Además es compatible con tratamientos como la cirugía o la radioterapia. Al ser una técnica relativamente reciente no está implantada en todos los hospitales y se desconoce la evolución a largo plazo.

Si el tumor es localmente avanzado se puede aplicar la terapia hormonal u hormonoterapia1. A diferencia de otros cánceres, el de próstata se sirve con frecuencia de las hormonas para crecer, en concreto de la testosterona, por lo que reduciendo los niveles hormonales se dificulta la progresión del tumor. Las opciones de tratamiento son variadas y deberán ajustarse a cada caso.

En definitiva, en función de sus circunstancias y valorando sus preferencias el médico le aplicará un tratamiento personalizado. Le expondrá las opciones para su caso y entre los dos podrán decidir cuál le conviene más.

 

 

 

  1. Asociación Española Contra el Cáncer. Disponible en: https://www.aecc.es/SobreElCancer/CancerPorLocalizacion/cancerdeprostata/Paginas/cancerdeprostata.aspx
  2. Heidenreich A, et al. EAU guidelines on prostate cancer. Part 1: screening, diagnosis, and treatment of clinically localised disease. Eur Urol 2011; 59: 61-71.
  3. https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000907.htm
  4. http://www.redalyc.org/pdf/1810/181022484002.pdf

 

L.ES.COM.03.2017.2442

Compartir en redes sociales:

Archivada en:

Próstata

Etiquetada con:

cáncer de próstata